Para algunos de vosotros el ajo negro será un ingrediente desconocido. Otros sin embargo, habréis caído en sus redes desde el primer momento en que lo probasteis, eso mismo es lo que nos pasó a nosotros. Y es que el ajo negro se ha convertido en uno de nuestros productos preferidos en la cocina.

Ajo Negro PinchosFoto: Megg

Siempre nos habíamos mostrado reticentes a probar el ajo negro, pensábamos que su sabor iba a ser similar al del ajo crudo, es decir, fuerte y de olor penetrante y persistente. Un buen día una amiga nuestra apasionada también de la cocina, se animó a hacer su propio ajo negro y nos invitó a probarlo.

De sabor sorprendentemente dulce e incluso afrutado, el ajo negro nos cautivó por la variedad de matices diferentes que pudimos identificar en él. Además tiene una consistencia blanda lo que lo convierte en un alimento ideal para ser untado en pan, utilizarse como ingrediente de pizzas, salteados y arroces. Os animamos a utilizarlo y poder preparar con él algunos de los pinchos fáciles que estamos acostumbrados a hacer en este blog.

¿CÓMO SE HACE EL AJO NEGRO?

Su preparación es realmente sencilla, tanto que para que os hagáis una idea el descubrimiento del ajo negro fue casi accidental.

Su elaboración parte del ajo crudo al que tenemos que someter a un proceso de fermentación para lograr su envejecimiento. Este ajo crudo lo mantendremos a una temperatura de 70ºC con una humedad muy elevada del 90% durante al menos dos semanas.

Durante este tiempo, el ajo habrá perdido su olor y sabor tan característicos a la vez que habrá incrementado sus propiedades tan beneficiosas para la salud. Seguro que si lo probarais con los ojos cerrados ni os imaginaríais que se trate de ajo.

Ajo Negro RecetasFoto: Alpha

PROPIEDADES SALUDABLES

Además de ser un producto 100% natural, entre sus saludables propiedades destacan las siguientes:

  1. Ayuda a combatir la diabetes. Regula el nivel de azúcar en sangre y favorece el efecto de la insulina.
  2. Mejora la circulación. Es el arma idónea para combatir las enfermedades cardiovasculares.
  3. Previene la hipertensión. Es un alimento rico en antioxidantes, esta propiedad ayuda de manera positiva a nuestro organismo ya que nos protege de las radiaciones. Además, al poseer potasio también equilibra la presión arterial.
  4. Contiene los 8 aminoácidos esenciales.
  5. Es energizante. Aporta vitamina B1, propiedad que lo convierte en un producto perfecto para luchar contra el cansancio y la fatiga.

Aunque podéis comprar ajo negro envasado, nosotros os recomendamos prepararlo en casa y aprender paso a paso su técnica de elaboración.

De toda esta experiencia sacamos una clara conclusión: Nunca dejéis de probar ningún producto si realmente os apasiona la cocina 😀 ¡Las ideas preconcebidas pueden haceros perder platos exquisitos!