bizcocho de chocolate facil

Ya sabéis que en este blog somos grandes amantes de los dulces caseros. Pero si nos tenemos que decantar por alguno en particular, tenemos que afirmar que los bizcochos son nuestra perdición. Ya os mostrábamos hace unos días la receta para conseguir un delicioso bizcocho de cebra que nos dejó sin palabras. ¿Lo recordáis?

En esta ocasión, hemos querido compartir con vosotros nuestro secreto para conseguir el mejor bizcocho de chocolate.  Tanto si queréis tomarlo en el desayuno junto a unas frutas, como si queréis reservarlo para la merienda, se trata de una opción perfecta para todos en casa. Si queréis aprender cómo hacer un bizcocho de chocolate casero de matrícula de honor, no os perdáis el siguiente artículo…

Bizcocho de chocolate fácil

Aunque muchas personas añaden el yogurt (natural o de limón) como ingrediente en la elaboración de este bizcocho, nosotros hemos preferido elaborar un bizcocho de aceite tradicional al que posteriormente hemos incorporado el chocolate para que le diera ese toque de sabor.

Así, la receta de bizcocho de chocolate sin yogurt es la que os vamos a detallar en este post, junto como algunos trucos para que nuestro bizcocho de chocolate quede esponjoso y húmedo. De esos que al mojar en el café se impregnen de su sabor y al metérnoslo en la boca nos sepan a gloria. ¿Sabéis de lo que os hablamos verdad?

Encontrar en alguna cafetería el mejor bizcocho de chocolate es una tarea difícil y que nos obligará a acudir a ese establecimiento cada vez que tengamos antojo del mismo. Sin embargo, si conseguimos hacer en casa un rico bizcocho de chocolate esponjoso casero, habremos encontrado el acompañante perfecto de nuestros desayunos, ¡y sin salir de casa!

Ingredientes del bizcocho de chocolate

La elaboración práctica de la receta del bizcocho de chocolate es igual de fácil que encontrar todos los ingredientes necesarios para su elaboración en el supermercado.  Como veis, se trata de ingredientes básicos en cualquier cocina que podréis encontrar fácilmente y sin dar demasiadas vueltas en cualquier gran almacén o tienda alimenticia.

A continuación, os contamos cuáles son los ingredientes que precisáis para elaborar el mejor bizcocho casero que jamás hayáis visto:

  • 4 huevos
  • 270 gr (1 vaso) de harina.
  • 250 ml de leche entera.
  • 200 gr de azúcar moreno.
  • 250 gr de aceite de oliva virgen extra (1 vaso).
  • 1 sobre de levadura.
  • 200 gr de chocolate en tableta (comprar el especial para coberturas) o cacao en polvo sin azúcar (no vale cacao en polvo tipo Colacao o Nequick).
  • Mantequilla para untar el molde (el nuestro es de silicona).

Ahora, nos toca ponernos manos a la obra para poner en marcha la receta para hacer un bizcocho de chocolate casero, rápido y muy jugoso. Descubre cómo a continuación:

Receta de bizcocho de chocolate

Antes de comenzar con el proceso de elaboración, debemos comentar que necesitaremos los siguientes utensilios de cocina:

  • Horno.
  • Tamizador o colador para la harina.
  • Varillas eléctricas para batir (aunque no es necesario que sean eléctricas, ya que podemos utilizar unas varillas manuales, es recomendable contar con una batidora eléctrica, pues esto hará que al amasar nuestra mezcla ésta adquiera más aire durante la elaboración, lo que ayudará a que el bizcocho quede más jugoso). Aquí podéis ver algunas ideas que os ayudarán a conseguir el bizcocho de chocolate perfecto:

Tamizadores:

A continuación, compartiremos paso a paso con vosotros, cuál es nuestra receta de bizcocho de chocolate:

  1. El primer paso es introducir en un bol los tres huevos cascados junto al azúcar. Los batimos, con ayuda de nuestras varillas eléctricas hasta que doblen su tamaño. Es decir, durante alrededor de 3 minutos.
  2. A continuación, incorporaremos poco a poco el aceite a la mezcla y continuaremos batiendo de forma uniforme. Asegurándonos que todos los ingredientes queden bien integrados entre sí.
  3. El siguiente paso es añadir la leche, la levadura y la harina (previamente tamizadas). Tamizaremos la harina con ayuda de un colador o un tamiz (podéis ver algunos ejemplos que os propongo más arriba). Tamizar la harina es un paso muy importante si queremos que nuestro bizcocho quede jugoso, ya que esto le dará aire a la mezcla y hará que el bizcocho quede más alto y jugoso. También tamizaremos la levadura.
  4. Continuamos batiendo. Lo haremos aproximadamente durante otros 3 minutos, hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos.
  5. Ahora debemos incorporar a la mezcla el chocolate. Podremos hacerlo de dos maneras:
  • Si tenemos cacao en polvo: simplemente deberemos añadir 5 cucharadas soperas a nuestra mezcla.
  • En caso de tener una tableta de chocolate: antes de añadirlo a nuestra mezcla de bizcocho, deberemos derretirlo al baño maría. Para ello, colocaremos nuestro chocolate (partido en onzas) en un recipiente que soporte bien el calor. Lo introduciremos dentro de un cazo con agua e iremos removiendo hasta que se derrita. Muy importante que nuestro chocolate no se mezcle con el agua, ya que perdería toda su textura.
  1. Una vez el chocolate esté derretido, lo incorporaremos a nuestra mezcla de bizcocho y volveremos a batir durante otros 2-3 minutos.

bizococho de chocolate esponjoso

  1. Cuando hayamos conseguido la textura que buscamos, untaremos nuestro molde con mantequilla y echaremos en él la mezcla.
  2. Con el horno precalentado a 180°, meteremos nuestro molde en el horno y dejaremos calentar (arriba y abajo) a temperatura de 200° nuestro bizcocho. Lo pondremos durante un tiempo aproximado de 45 minutos, aunque esto puede variar dependiendo de las cantidades y del tipo de horno.
  3. Para saber que nuestro bizcocho está listo, simplemente tendremos que picarlo con un palillo y si éste sale limpio, querrá decir que nuestro bizcocho está listo.
  4. Por último, dejaremos enfriar y desmoldaremos.

Podremos decorar con algunas frutas y un poco de azúcar glas u otro sustituto del azúcar por encima. Esto ya es a vuestra elección.

Trucos para conseguir un bizcocho de chocolate esponjoso

Si queréis que vuestro bizcocho de chocolate sea jugoso, os recomendamos seguir los siguientes consejos:

  • Utiliza varillas eléctricas, que aportarán mayor aire a la mezcla.
  • Tamiza la harina y la levadura. Aunque no es necesario, nosotros siempre recomendamos tamizar estos ingredientes, que simplemente es incorporarlos a la mezcla mediante un colador o tamizador. Notaréis mucho la diferencia.
  • No abrir el horno en los primeros minutos de cocción. Evita, siempre que puedas, abrir el horno durante el inicio de la cocción del bizcocho. Si lo abres, esto provocará una salida del aire caliente y ralentizará el crecimiento en altura de vuestro bizcocho.

Por último, si buscáis algún tipo de molde más especial para emplatar vuestros bizcochos caseros, os proponemos algunas ideas que harán que vuestro bizcocho quede con una forma que seguro llamará la atención de vuestros comensales:

¡El nuestro es el primero de la lista!


¡Buen provecho!