galletas cookies blandas

Si sois seguidores asiduos del blog, seguro que ya habéis visto que somos unos golosos empedernidos. Cada vez que nos cruzamos con una pastelería, nuestros ojos se cruzan irremediablemente con su escaparate creando una conexión que nos cuesta destruir.

Siempre nos han encantado las cookies de chocolate, pero tenemos que decir que desde que las hacemos en casa, no hay otras galletas con chispas de chocolate que superen nuestra versión. Tanto es así, que cada vez que vamos a casa nuestros padres nos la reclaman.

Si quieres aprender cómo hacer cookies te contamos su receta original en el siguiente artículo. Te aseguramos que con esta receta tendrás unas cookies blandas para chuparte los dedos. No esperes más y aprende a hacer con nosotros unas galletas cookies insuperables…

Cookies con chips de chocolate

Por si no lo sabías, el ingrediente principal de las galletas cookies americanas es la mantequilla. Es decir, se trata de unas galletas con un nivel calórico bastante elevado. A pesar de esto, si las haces en casa, son más saludables que cualquier galleta que puedas encontrarte en las grandes superficies alimenticias.

Por ello, te recomendamos que siempre que puedas hagas cookies de chocolate caseras, ya que así evitarás los azúcares añadidos, conservantes y aceites de palma (en la inmensa mayoría de las ocasiones) tan nocivos para nuestro organismo, que utilizan gran parte de las empresas comercializadoras de las cookies envasadas.

Por cierto si queréis consultar alternativas al azúcar para cocinar, podéis hacerlo aquí.

Su sabor tampoco tiene nada que ver, te aseguramos que unas buenas cookies de chocolate americanas suelen caracterizarse por dos cosas:

  • Las cookies americanas deben ser blandas y tener una consistencia suave, algo que cuesta encontrar en las cookies de los supermercados, que normalmente nos ofrecen galletas duras.
  • Su masa debe destacar por su potente sabor. Seguro que sabes de lo que hablamos, y estarás harto de encontrarte con galletas a los que el sabor se lo da el chocolate, en lugar de su masa. A nosotros nos pasa muy a menudo.

 

Así, si encuentras galletas que no cumplan con estas características, no serán unas cookies de chocolate americanas originales.

Por poner un ejemplo, la receta cookies del Starbucks cumple estas dos características. No obstante, te prometemos que no es difícil superarlas. Sigue leyendo estas líneas y comprobarás que las cookies de chocolate se elaboran a partir de una receta fácil, eso sí, te advertimos que te mancharás las manos un poquito.

¿Te animas a realizar la receta de cookies con nosotros?

galletas con chispas de chocolate

¿Cómo hacer galletas cookies?

Como decíamos anteriormente, las dos características principales de las galletas cookies son: su textura blanda y el sabor de su masa. Esto las convierte en unas galletas ideales para consumir especialmente durante los desayunos. Te recomendamos acompañarlas con un buen vaso de leche…no sobrarán ni las migas.

Para comenzar con la receta para cookies, lo primero de todo es conocer los ingredientes y proporciones (muy importante para asegurar el éxito de tu receta) que os detallamos a continuación:

Receta de cookies: ingredientes

  • 200 gramos de mantequilla.
  • 300 gramos de harina.
  • 50 gramos de azúcar moreno.
  • 50 gramos de azúcar blanco.
  • 100 gramos de pepitas de chocolate (podéis sustituir las pepitas por chocolate tipo coberturas cortado con un chuchillo en trocitos muy pequeños).
  • 2 huevos.
  • 30 gramos de levadura en polvo.
  • 1 cucharadita pequeña de extracto de vainilla.
  • Pizca de sal.

 

Con todos estos ingredientes en nuestra despensa ya podemos comenzar con la receta para hacer cookies.

galletas cookies de chocolate

Receta de cookies americanas

  • En primer lugar, necesitamos que nuestro horno esté bien caliente antes de introducir nuestras galletas cookies. Por ello, precalentaremos el horno a 180 ºC, con calor arriba y abajo.
  • El siguiente paso es ponernos a hacer cookies de chocolate americanas. Para ello, introduciremos en un bol grande la mantequilla, el azúcar (blanco y moreno), los huevos, la levadura en polvo, el extracto de vainilla y la pizca de sal. Batiremos con ayuda de una batidora de varillas durante aproximadamente 3 minutos, hasta que nos quede una masa homogénea.
  • A continuación, le añadiremos las chips de chocolate o trocitos de chocolate (importante que estén bien fríos) y la harina. Volveremos a batir durante otros 2 minutos hasta obtener la textura que buscamos.

Debemos tener en cuenta, que la masa que obtengamos debe tener una consistencia que nos permita trabajar con ella con las manos y formar pequeñas bolitas. En caso contrario, te recomendamos añadir más harina hasta que la masa te permita ser manejada.

  • Por último, haz pequeñas bolitas circulares finas (que se asemejen a las galletas que queremos obtener) y disponlas sobre un papel de horno en tu bandeja de horno.

Te aconsejamos que dejes espacio entre las galletas, ya que en pocos minutos comprobarás que aumentan bastante su tamaño.

  • Calienta las galletas a una temperatura de 180-200 ºC, durante 10-15 minutos. Y ya estarán listas.
  • Continúa con la siguiente hornada de galletas, siguiendo el mismo proceso.

 

Verás que las galletas cookies tardan poquísimo tiempo en calentarse, por ello aunque parezca que están blanditas pasados los 10 minutos de cocción te recomendamos sacarlas del horno. Si las dejas más tiempo en el horno comenzarán a quemarse y quedarán más duras.

cookies americanas de chocolate

Con las cantidades y proporciones indicadas en esta receta de cookies de chocolate, obtendrás unas 30 galletas (dependiendo del tamaño de las mismas). Recuerda que después de hacerlas, es recomendable dejarlas enfriar y conservarlas dentro de un tapper de plástico o cristal. Se conservan perfectamente durante aproximadamente dos semanas.

Y tú, ¿ya has aprendido cómo hacer las cookies de chocolate? Como ves, es una receta muy fácil. No obstante, si todavía tienes dudas te recomendamos a trasladar tus comentarios en el hilo de comentarios de este artículo.

¡Qué aproveche!