receta de nata montada

Como sabéis, la nata montada casera es un imprescindible para cualquier amante de la repostería que se precie. Y es que la nata montada es la compañera ideal de muchos dulces que sin ella no sabrían igual. Estamos hablando de postres como los roscones de Navidad, las ensaimadas, los croissants, los buñuelos de viento, los crepes o también algunos tipos de tartas.

La solución más rápida cuando preparamos postres que requieren de nata como relleno, podría ser comprar ese tipo de nata para montar en los supermercados. Sí, estamos hablando de esa nata refrigerada que suele venir en botes tipo spray y que, tras agitarla, ya podremos echarla en nuestro plato. Pero lo que seguramente no sabíais es que esta nata tiene un inconveniente: que su sabor no se puede comparar con el de la receta de la nata montada casera, y hoy lo vais a comprobar.

Si queréis aprender cómo montar nata líquida para hacer de vuestros postres unos dulces exquisitos, hoy os enseñaremos cómo se monta la nata de una manera muy sencilla y más rápida de lo que os podáis imaginar.

¿Cómo hacer nata para montar?

Últimamente estamos viendo que se están generando muchas dudas sobre cómo hacer nata montada casera. A muchos de vosotros os surgen algunos problemas a la hora de preparar la nata montada para vuestros dulces y postres caseros y nos hacéis preguntas como las siguientes:

  • La nata no se monta tras estar batiéndola durante más de 10 minutos. Sigue estando en estado líquida.
  • La nata se corta sin explicación alguna.
  • Se desconoce cuál es el proceso para hacer nata casera.

Por eso, para despejar todas vuestras dudas, hoy os contaremos la receta de cómo montar nata con la batidora y también daremos una serie de trucos para montar nata correctamente. Veréis que muchas veces la nata no monta por cuestiones muy simples, pero hoy repasaremos todas y cada una de ellas, para que no tengáis más problemas para hacer esta receta.

Así que si vosotros también queréis preparar una deliciosa nata montada casera, no os podéis perder todo lo que os contamos en el siguiente artículo.

Ingredientes para hacer nata montada

Como decíamos antes, para hacer una riquísima nata para montar casera tan solo necesitaréis contar con dos ingredientes:

  • 400 ml de nata líquida para montar (35% materia grasa).
  • 4 cucharadas soperas de azúcar glas (o azúcar blanca).

*Si queréis aromatizar vuestra nata, también os recomendamos que le echéis una cucharadita pequeña de extracto de vainilla. Aunque este paso no sería necesario, ya que simplemente con azúcar glas (o azúcar blanca) y nata líquida podremos preparar una nata montada de rechupete.

nata montada casera

¿Cómo montar nata? Receta de nata montada

El procedimiento para hacer una nata montada casera deliciosa es bastante sencillo. Nosotros siempre lo hacemos con ayuda de una batidora eléctrica, ya que así nuestra nata montará más deprisa y el procedimiento será más sencillo. De todos modos, también podemos montar la nata a mano (con varillas manuales), aunque tardaremos más tiempo y nuestro brazo lo notará.

No os perdáis estos pasos si queréis saber cómo montar nata y que no se baje:

  1. Con la nata bien fría en el frigorífico, la sacaremos y la echaremos en un bol (preferiblemente metálico) también frío.
  2. Incorporaremos las 4 cucharadas de azúcar glas a la nata líquida. (Si queremos que nuestra nata esté aromatizada de algún tipo de fruta o extracto, en el momento de añadir el azúcar glas también podremos echar otros ingredientes como la ralladura de la piel de un limón, naranja o extracto de vainilla, entre otros. No obstante, nosotros tenemos que decir que a nosotros nos gusta la nata montada tradicional, sin añadir ningún aromatizante).
  3. Comenzaremos a batir con ayuda de nuestra batidora eléctrica a máxima potencia. Iremos moviendo la batidora en círculos, para que toda la nata del recipiente se monte progresivamente.
  4. En tan solo 5 minutos, nuestra nata ya habrá montado y tendremos un delicioso acompañamiento para los platos dulces.
  5. Sabremos que nuestra nata ya está montada cuando veamos que la textura es consistente y no haya rastro de nata líquida. La consistencia de nuestra nata deberá ser como la de esta imagen.

Fácil, ¿verdad? Pero a veces, podemos tener problemas en el procedimiento de cómo hacer nuestra nata pastelera si fallamos en alguno de los pasos anteriores. Por eso, a continuación repasamos algunos de los trucos más importantes para montar nata correctamente. Así que coged papel y bolígrafo para no olvidaros de ninguno.

Trucos para montar nata

  1. Para que monte mejor, la nata líquida debe estar bien fría.Por eso, recomendamos guardarla en el frigorífico y sacarla al inicio de la elaboración de la receta de la nata montada.
  2. También debemos procurar que el recipiente o bol en el que montemos nuestra nata, esté también bien frío. Nosotros lo metemos en el congelador durante 10 minutos y lo sacamos en el momento en el que vayamos a comenzar con la elaboración.
  3. La nata que utilicemos para montar debe ser necesariamente 35% materia grasa.Si utilizamos una nata especial para cocinar salsas o platos salados, es decir, que no sea de repostería o que no contenga un 35% de materia grasa. La nata no montará.
  4. Aunque la nata montada se puede hacer con azúcar blanco, nosotros preferimos hacerla con azúcar glas, ya que este tipo de azúcar se diluye mejor y se integra con más facilidad en nuestra nata montada.
  5. Por último, para que nuestra nata montada no se nos baje rápidamente, recomendamos conservarla en el frigorífico u otra nevera refrigerada.

 

Y vosotros, ¿tenéis algún otro truco de cómo se hace la nata montada? Esperamos que con estas recomendaciones, obtengáis una deliciosa nata montada y ya no tengáis más problemas sobre cómo montar nata en vuestra casa.

¡Contadnos para qué utilizaréis esta nata en el hilo de comentarios de este artículo! ¡Buen provecho!