salsa de barbacoa

No hay una barbacoa de carne y verduras que se precie sin una salsa que sirva de aderezo de todos estos ingredientes cocinados a la parrilla. Especialmente para bañar las carnes como las costillas asadas, el pollo o unas patatas fritas, la salsa de barbacoa funciona como complemento ideal para saborear al máximo todos estos platos.

Por eso, si buscas una receta de salsa bbq universal te diremos que no tiene una única elaboración, ya que existen muchas versiones de este acompañamiento. Y es que muchas personas hacen esta salsa con productos menos populares como la melaza, el zumo de manzana e incluso con cocacola.

Como para gustos colores, nosotros h0y compartimos con vosotros nuestra forma favorita sobre cómo preparar salsa barbacoa en pocos minutos y de una manera bastante sencilla. ¿Os apetece descubrir junto a nosotros la receta de la salsa barbacoa americana?

¿Cómo preparar salsa bbq?

Como decíamos en líneas anteriores, la salsa barbacoa es una salsa con toques dulces que sirve para potenciar los sabores de los productos ahumados. Por ello, se trata de una salsa muy utilizada tanto para acompañar carnes a la parrilla, hamburguesas, etc. como también para condimentar la base de ciertos tipos de pizza, acompañar fritos como aros de cebolla o alitas de pollo… En definitiva, si por algo se caracteriza esta salsa es por sus múltiples usos en la cocina.

Hoy os contaremos cómo se hace la salsa bbq a través de una receta casera y de lo más fácil de elaborar. Además de ser una receta sencilla, podéis hacerla en grandes cantidades y conservarla en botes herméticos previamente esterilizados, pues aguanta perfectamente aproximadamente unos dos meses en el frigorífico. Así, si por ejemplo tenéis un evento planificado próximamente donde queráis llevar esta salsa barbacoa casera fácil, podéis aprovechar para haceros un botecito para vuestro uso personal y así darle un toque diferente a las comidas.

¿Os animáis a preparar con nosotros la salsa bbq y conocer su receta? Os avisamos de que vuestra vida está a punto de cambiar…

salsa barbacoa casera

Salsa barbacoa: ingredientes

Aunque en las grandes superficies podemos encontrar una gran cantidad de variedades de salsa barbacoa, es cierto que este tipo de productos contienen muchas grasas saturadas que si podemos evitar consumir, mejor. Somos conscientes de que a veces no tenemos tiempo para que nuestro frigorífico esté ocupado 100% por productos caseros, ya que esto lleva mucho trabajo. Pero, si hay una salsa que merezca la pena hacer de forma casera, esa es la salsa de barbacoa. Os aseguramos que su sabor cambia radicalmente cuando hacemos la receta para la salsa bbq en casa.

Lo mejor de esta receta es que se puede conservar bien, por ello os animamos a que la elaboréis cuando tengáis un hueco en vuestra casa. Tardareis muy pocos minutos en hacer la receta de la salsa barbacoa casera fácil.

Para elaborar una deliciosa salsa barbacoa según nuestra receta, necesitaremos contar con:

  • 150 ml de vinagre blanco de vino o de manzana.
  • 2 cucharadas soperas de zumo de limón.
  • 2 cucharadas soperas de miel.
  • 1 cucharadita pequeña de paprika.
  • 2 cucharadas soperas de salsa inglesa o salsa perrins.
  • 2 cucharaditas de ajo en polvo.
  • 1 cuchara sopera de mostaza.
  • 3 cucharadas soperas de ketchup.
  • Sal y pimienta.

 

Cuando contemos con todos estos ingredientes en nuestra despensa, podremos comenzar con nuestra salsa barbacoa rápida de hacer. Ya veréis como esta receta de salsa bbq casera no entraña ningún misterio.

Salsa bbq: receta casera y original

A continuación os contamos cómo se prepara la salsa bbq, según nuestra receta especial. Ya veréis que al final del proceso obtendremos una salsa melosa y de sabor espectacular.

  1. En una cazuela iremos introduciendo poco a poco todos los ingredientes de la salsa bbq que os mencionamos en el apartado anterior. En primer lugar echaremos el vinagre, y luego el resto de ingredientes para que vayan dotando a la parte líquida de su sabor.
  2. Tras incorporar todos los ingredientes y salpimentar al gusto, con unas varillas iremos removiendo todos los ingredientes para que se vayan integrando unos con otros.
  3. Por último, calentaremos durante aproximadamente 20 minutos a fuego bajo-medio, hasta que hayamos obtenido una salsa de consistencia melosa que haya reducido hasta que punto que queremos.

Es muy importante que durante el cocinado, cubramos la cazuela con una tapadera. Esta salsa tiende a hacer chup chup y saltar bastante. Así que para evitar que la cocina se ensucie, es recomendable que tapemos la cazuela.

También recomendamos estar pendiente de la salsa y moverla cada pocos minutos para evitar que se pueda quedar pegada al fondo de la cazuela.

Una vez pasado el tiempo recomendado (entre 20-30 minutos) ya tendremos lista nuestra salsa barbacoa casera. Para conservarla, simplemente bastará con guardarla en botes herméticos que habremos esterilizado previamente.

La podremos conservar en el frigorífico hasta dos meses después de su cocinado.

salsa barbacoa americana

Ya podremos utilizar esta salsa para adobar nuestras carnes favoritas, hacer una pizza o utilizar como salsa de unas patatas crujientes. Y vosotros, ¿tenéis otra receta de salsa barbacoa casera? ¿Incorporáis algún oro ingrediente en esta elaboración? Dadnos ideas para mejorar nuestra receta.

¡Buen provecho!