bunuelos rellenos de nata

De nata, chocolate, crema pastelera, trufa…los buñuelos de viento son uno de los dulces típicos del “Día de Todos los Santos”. Junto a ellos, los huesitos de santo (también rellenos), galletas de temática de Halloween y otros postres similares inundan con su presencia los escaparates de las pastelerías en estas fechas.

A nosotros nos pirran estas delicias, sobre todo los buñuelos caseros rellenos de nata, que son nuestros preferidos. Como están a precios desorbitados (alrededor de 25€/Kg) y dada nuestra buena maña con los postres, este año hemos decidido hacerlos nosotros en casa. Como hemos aprendido muy bien la receta de cómo hacer buñuelos de viento, hemos decidido compartirla con vosotros en este post. A continuación, os contamos nuestra receta de buñuelos de viento caseros. A ver qué os parece…

¿Cómo se hacen los buñuelos de viento fáciles?

Hacer unos deliciosos buñuelos de viento según su receta tradicional, se consiguen de una manera bastante fácil si prestamos atención a 3 aspectos básicos:

  • Haz un buen relleno: la mejor receta de los buñuelos de viento no puede olvidarse el relleno. Unos buñuelos de viento que se precien siempre deben estar rellenos de alguna crema, ya sea chocolate, crema pastelera o nata. Cualquier otra combinación será bienvenida, pero las que os hemos mencionado suelen ser las más populares.
  • Aromatiza la masa con algún cítrico: aunque os lo contaremos en mayor profundidad en las próximas líneas, es imprescindible que la masa cuente con un toque especial. Nosotros siempre utilizamos la piel de un limón.
  • Presta atención a las proporciones de los ingredientes: como ocurre con la mayoría de los postres, basta con que no incorporemos correctamente las cantidades de los ingredientes para que la masa de los buñuelos no tenga la consistencia adecuada.

 

Saber aplicar estos 3 consejos es un punto fundamental para que esta receta de buñuelos tradicionales suponga un éxito rotundo de crítica y público :P, ya veréis como la preparación de nuestros buñuelos sigue la tónica de facilidad que utilizamos en este blog. ¡Cualquier persona aficionada a la cocina puede hacer esta receta!

Sigue leyendo si quieres conocer la receta de estos buñuelos dulces

 bunuelos de viento caseros

Ingredientes para hacer buñuelos

La receta para hacer buñuelos no implica mucho misterio. Eso sí, lo esencial es que cuentes con los siguientes productos en tu cocina:

Para el relleno de nata:

  • 200 ml de nata para montar (importante con 35% materia grasa).
  • 100 gramos de azúcar.

Para la masa de buñuelos:

  • 250 ml de agua.
  • 50 gramos de mantequilla.
  • 150 gramos de harina.
  • 15 gramos de levadura química en polvo.
  • 3 huevos grandes.
  • 1 trozo de piel de un limón.
  • Pizca de sal.
  • Aceite de oliva (para freír).

 

Con estas cantidades, tendremos aproximadamente 25-30 buñuelos de viento. Con los ingredientes ya puestos sobre la mesa, ahora ya queda la parte más divertida: aprender cómo preparar nuestros buñuelos.

bunuelos rellenos

Receta de buñuelos caseros

Como veréis en los próximos pasos, esta receta de buñuelos es muy fácil y su resultado no tiene nada que envidiar a la mejor de las pastelerías. Nosotros os aseguramos que a partir de ahora nosotros mismos seremos quienes se encarguen de la preparación de los buñuelos. Estos convencidos de que tras leer esta receta, vosotros también lo haréis:

Para el relleno de nata:

Será el primer paso de nuestra receta, así ya tendremos la masa preparada para rellenar nuestros buñuelos de viento en cuanto terminemos de freírlos.

  1. Echaremos en un bol la nata y el azúcar y batiremos con ayuda de una batidora de varillas unos 4 minutos a velocidad elevada. Terminaremos cuando la nata se haya montado y tenga una consistencia sólida (tipo crema).
  2. Reservaremos en el frigorífico.

Para que la nata se monte bien, es recomendable que esté fría.

Para la masa de los buñuelos:

  1. Ponemos en una cazuela grande el agua, la piel del limón y los 50 gramos de mantequilla. Calentaremos a velocidad media-alta hasta que el agua comience a hervir y la mantequilla esté completamente derretida.
  2. Retiramos la piel del limón e incorporamos (del tirón) los 150 gramos de harina junto a los 15 gramos de levadura y comenzamos a remover hasta tener una pasta sólida integrada. Es importante que nos aseguremos de que no quedan trocitos blanquecinos de harina en nuestra masa (ya que entonces la harina estaría cruda).
  3. Retiramos el cazo del fuego y dejamos que nuestra mezcla pierda calor y adquiera temperatura ambiente.

*Este punto es importante, ya que a continuación habrá que añadir los huevos y si lo hacemos con la masa todavía caliente, puede que se cuajen. Esto estropearía nuestra masa.

  1. Cuando la masa no esté caliente, incorporaremos el primer huevo y mezclaremos con la masa hasta que el huevo se haya integrado. A continuación, añadiremos el segundo huevo a la mezcla y moveremos sin parar hasta que se vuelva a incorporar. Por último, repetiremos el proceso con el tercer huevo.
  2. En este punto ya habremos obtenido una masa de consistencia cremosa, lista para freír y formar nuestros deseados buñuelos de viento.
  3. Podremos el aceite abundante en una sartén a calentar y cuando esté muy caliente, iremos echando nuestras bolitas de buñuelo. Formaremos los buñuelos con ayuda de dos cucharas, iremos dándole forma a la masa hasta tener una esfera y echaremos al aceite.
  4. Cuando los buñuelos se hayan hinchado y aumentado su tamaño los echaremos en una bandeja con azúcar para que se impregnen en ella y posteriormente los colocaremos en un plato con papel absorbente.
  5. Por último, cortaremos los buñuelos (no del todo) por la mitad. Con ayuda de una cuchara los rellenaremos de la nata montada que hemos aprendido a hacer al inicio de esta receta.

bunuelos de viento faciles

Esperamos que os hayan quedado unos buñuelos de viento riquísimos con nuestra receta de cómo hacer buñuelos dulces. ¡Nos encantaría que compartierais vuestras fotos con nosotros!

Si vosotros utilizáis o tenéis otra receta para preparar buñuelos os invitamos a que nos lo contéis en el hilo de comentarios de este post.

Y ahora sí, ya os dejamos que disfrutéis de estos ricos buñuelos de viento. ¡Buen provecho!