espaguetis al pesto

La receta de pesto te puede sacar de más de un apuro si necesitas cocinar una salsa rica y polivante, que pueda funcionar como excelente acompañamiento de carnes, ensaladas, pasta y arroces, que se pueda utilizar como base de tostas o incluso como ingrediente de una buena pizza.

Después de su preparación, el pesto casero se puede almacenar sin problemas y volverlo a utilizar días más tarde. Por eso, es una excelente opción para aquellas personas que no tengan tiempo suficiente para cocinar a diario o que siempre anden con prisas en la cocina. Si formas parte de este grupo y te interesa conocer cómo se hace la salsa de pesto para utilizarla como aderezo de tus platos, sigue leyendo…

¿Cómo preparar pesto?

Como decíamos al principio de este post, el pesto es una receta fácil de salsa italiana, originaria concretamente de la región de Liguria, que a todos nos sonará por acompañar platos de pasta en muchos restaurantes, por ejemplo; los espaguetis al pesto. Destaca por tener un llamativo color verde, debido al efecto de la albahaca, que es uno de sus ingredientes principales.

Por si no lo sabías, su nombre proviene de la palabra italiana pestare, que significa machacar o moler en un mortero, en referencia a la forma tradicional en la que se elaboraba esta salsa en sus inicios. Ahora, la mayor parte de la gente hace la salsa de pesto con la batidora o una licuadora, algo que nos ayuda bastante a integrar todos los ingredientes con mayor rapidez. No obstante, si no dispones de batidora en casa, puedes hacerlo sin problemas moliendo todos los ingredientes según el procedimiento original: con el mortero.

Salsa pesto: ingredientes

Aunque dependiendo la zona de Italia en la que se elabore el pesto, éste está integrado por ingredientes diferentes, el pesto según su receta original tiene que llevar los siguientes componentes:

  • 100 gramos de albahaca
  • 200 gramos de queso curado (tipo parmesano).
  • 70 gramos de piñones (pelados o con cáscara).
  • 150 ml de aceite de oliva virgen extra.
  • 2 dientes de ajo.
  • Sal (para sazonar al gusto).

Estas son las proporciones que nosotros utilizamos para elaborar nuestros platos de pasta, aunque también la podemos utilizar como acompañamiento de carnes o aderezo de ensaladas. Te aconsejamos que pruebes esta potente salsa con todas las combinaciones que se te ocurran. ¡Incluso en barbacoas! Nosotros cada vez le encontramos más usos al pesto casero.

spaghetti salsa pesto

Salsa pesto: receta

¿Cómo se hace el pesto? ¿Es una receta fácil? A continuación, verás paso a paso cómo preparar una deliciosa salsa de pesto en tan solo 5 minutos. Simplemente tendrás que introducir todos los ingredientes en tu batidora y esperar a que se trituren y se mezclen bien. No hará falta que utilices los fogones, con lo que su elaboración se simplifica aún más.

Nosotros haremos esta salsa con ayuda de una batidora eléctrica y su vaso, pero si no dispones de una, solo tendrás que sustituirlos por un mortero y su mango para machacar los ingredientes.

¿Te animas a aprender cómo hacer un pesto de albahaca con nosotros?

  1. Comenzamos esta receta pelando nuestros piñones, en el caso de haberlos comprado con cáscara. En caso contrario, es decir, que ya estén pelados, tan solo tendremos que meterlos en el vaso de la batidora.
  2. A continuación, introduciremos en el vaso las hojas de albahaca (a las que previamente les habremos quitado el tallo, ya que amarga), los dos dientes de ajo, los 200 gramos de queso tipo parmesano y los 150 ml de aceite de oliva virgen extra y trituramos durante aproximadamente 2-3 minutos.
  3. Cuando la mezcla haya obtenido la textura que buscamos (podéis verla en la imagen de abajo), probaremos y le añadiremos una pizca de sal si es necesario. Mezclaremos de nuevo durante 15 segundos para que todo quede bien integrado.
  4. Un consejo: si ves que la salsa ha quedado algo pastosa y la vas a utilizar para acompañar tu “pasta con pesto”, te recomendamos que añadas medio vasito del agua con la que previamente has cocido tu pasta. Esto le aportará cremosidad a la salsa y la dotará de un sabor especial.

Si quieres conocer cómo hacer una pasta al dente, te lo contábamos todo en este artículo.

Como veis, los piñones molidos apenan se aprecian a la vista, pero sí que son perceptibles al paladar. Como resultado obtendremos una salsa con sabor a ajo y aceite que, junto a los piñones triturados, le darán un toque crujiente muy apropiado a los platos de pasta y ensaladas, especialmente.

¿Con qué se puede acompañar el pesto?

Además de los típica pasta al pesto, existen infinidad de platos y productos en los que la salsa de pesto puede aportar un valor diferencial en cuanto a su sabor. A continuación hacemos un repaso por algunos de las comidas que puedes hacer con pesto:

  • Carne roja acompañada de patatas panaderas y salsa de pesto como guarnición.
  • Pescado o pollo empanado con pan rallado y pesto (solo tendrás que mezclar el pesto con el pan rallado).
  • Ensalada caprese aliñada con pesto.
  • Milhojas o lasaña de verduras con aliño de pesto.
  • Sandwich club (jamón de york, queso, tomate y huevo) aderezado con pesto.
  • Arroz con gambas al pesto.
  • Salmón al pesto.
  • Para añadir a la base de pizzas con tomate.

Y otras muchas son las recetas que podéis hacer combinadas con esta salsa. Vuestro paladar no se equivoca, asi que os animamos a degustar el pesto con aquello que más os guste.

Y vosotros, ¿hacéis la salsa pesto de una manera diferente? ¿cuál es vuestra receta para hacer pesto? Estamos abiertos a escuchar nuevas propuestas, también queremos saber con qué lo acompañáis.

¡Qué aproveche!