salsa ketchup casera

Probablemente, la salsa de kétchup es una de las salsas más consumidas en todo el mundo. Platos como las hamburguesas, los perritos calientes o las patatas fritas ya son prácticamente inconcebibles sin el acompañamiento de esta salsa. ¿Cuántas veces os ha pasado que en un restaurante os sirven vuestra hamburguesa sin kétchup y se lo habéis reclamado instantáneamente al camarero? Ya os decimos que a nosotros muchas.

Como nos encanta el kétchup y lo consumimos de manera bastante cotidiana, un día nos decidimos a hacer nuestra receta de kétchup casero para ver cómo nos quedaba. Nos gustó tanto el resultado, que no hemos parado de hacerla desde entonces.  Si vosotros también queréis saber cómo hacer kétchup casero y sus ingredientes, coged papel y boli porque os lo contamos todo en las siguientes líneas.

¿Cómo hacer kétchup casero?

Por si no lo sabíais, el kétchup envasado suele tener una gran cantidad de conservantes, espesantes y azúcares añadidos que lo convierten en una “bomba” no sólo calórica, sino también desde el punto de vista nutricional. Sin embargo, con la salsa de kétchup casera ocurre todo lo contrario: es una salsa bastante saludable, elaborada a partir de verduras (principalmente tomate), que puede conservarse entre 7 y 10 días si la guardamos en el frigorífico en un recipiente hermético.

Además, su sabor no tiene nada que enviar a la receta del kétchup Heinz (por poner un ejemplo que sé que este os gusta especialmente). Ya veréis que esta receta de kétchup es muy cremosa y con chispa, ideal para cualquier plato de carne o acompañamiento de nuestros aperitivos.

Si os intriga saber cómo hacer salsa de tomate kétchup, os diremos que su proceso de elaboración es bastante similar al de una salsa de tomate original, pero con un toque más especiado y condimentado. Ya veréis que os encantará hacer vuestra propia versión de kétchup casero, os adelantamos que no os arrepentiréis. Eso sí, aunque la receta de kétchup casero no es especialmente difícil, sí que tenemos que tener tiempo (alrededor de una hora y media) para hacerla.

salsa ketchup patatas fritas

Kétchup: ingredientes

Para elaborar este kétchup, la receta original que preparamos hace unos años y que tanto nos gustó, contenía los siguientes ingredientes y en las proporciones que os detallamos a continuación. Por tanto, si estás interesado en conocer cómo se hace el kétchup y quieres prepararlo en tu casa, tu despensa deberá contar con los siguientes elementos:

  • 1kg de tomates maduros (os aconsejamos especialmente los tipo pera).
  • 1 cebolla mediana.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 cucharadas soperas de pimentón dulce.
  • 2 cucharadas soperas de miel.
  • 1 cucharada sopera de azúcar blanco.
  • ½ vaso de vinagre de vino (150 ml).
  • 1 cucharadita (pequeña) de pimienta negra molida.
  • Pizca de sal.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Nos encanta especialmente el pimentón dulce de la Vera (Extremadura), somos cercanos a la zona y siempre lo hemos tenido en casa. Por eso os lo recomendamos utilizar en la preparación de esta receta. Si no lo encontráis en establecimientos cercanos a vuestra casa, podéis adquirirlo a través de estos enlaces:

Receta de kétchup

En líneas superiores de este artículo comentábamos cómo hacer kétchup es fácil y sencillo, pero lleva su tiempo. Sobre todo, porque la salsa de kétchup según la receta casera necesita hacerse poco a poco y a baja temperatura. De esta manera, lograremos que el tomate no se pegue a nuestra sartén y que se reduzca poco a poco hasta obtener la consistencia deseada.

Si buscas cómo preparar kétchup, a continuación, todos los pasos:

  1. Comenzaremos escaldando los tomates en agua hirviendo durante 5 minutos, así lograremos pelar los tomates con mayor facilidad. Muy importante que los tomates estén bien maduros para que nuestro kétchup casero tenga un sabor intenso.
  2. Tras los 5 minutos de los tomates escaldándose, los sacaremos del agua y los pelaremos. Los reservamos.
  3. Por otro lado, en una sartén prepararemos un sofrito con el aceite, la cebolla (cortada bien finita) y los dientes de ajo. Cuando la cebolla comience a adquirir un color blanquecino, retiraremos del fuego para añadir el resto de ingredientes.
  4. Añadimos al sofrito el tomate escaldado (cortado en trocitos), el pimentón dulce, la miel, el azúcar, la pimienta, la pizca de sal y el medio vaso de vinagre de vino. Tapamos con la tapadera de la sartén y dejamos cocinar durante 60 minutos a fuego medio. Durante este tiempo, deberemos levantar la tapadera y remover la mezcla para que no se pegue cada 5-10 minutos.
  5. Una vez veamos que todos los ingredientes han reducido y se han integrado (aunque no en su totalidad por la presencia de diferentes texturas), sacaremos la mezcla del fuego y la introduciremos en un vaso de batidora.
  6. Trituramos la mezcla con una batidora hasta que todos los ingredientes se hayan integrado bien. Posteriormente, pasaremos la mezcla por un chino o colador para eliminar posibles impurezas de la salsa.
  7. Cuando ya esté listo, volveremos a verter nuestra mezcla en la sartén para darle un segundo cocinado. Este será el momento de rectificar el punto de sal de la salsa. Reduciremos la mezcla (aproximadamente durante 15 minutos) hasta que el tomate haya eliminado todo el agua que contiene.
  8. Una vez que nuestra salsa de kétchup casera tenga la consistencia y textura deseada, la retiraremos. Tened en cuenta que si queremos una salsa más espesa, tendremos que reducirla durante más tiempo, y si la queremos más líquida haremos lo contrario.
  9. ¡Y listo! Ya sabemos cómo hacer kétchup casero y conseguir que tenga el sabor inigualable que tanto buscamos.

receta salsa ketchup

Por último, no olvidéis que la receta de kétchup casero es muy sana, pues esta salsa no tiene conservantes ni azúcares añadidos, pues de realiza de una manera 100% artesanal.  Y si queréis conservar el kétchup durante varios días, tan solo tendréis que echar la salsa en un recipiente hermético y guardarlo en el frigorífico.

Esperamos que a través de este post hayáis aprendido cómo hacer una salsa de tomate kétchup deliciosa. Deseamos que os guste mucho y que nos dejéis vuestros comentarios en la cajita que encontraréis al final del artículo.

Y vosotros, ¿ya habíais hecho kétchup casero anteriormente? ¿Cuál es vuestro secreto?